La felicidad

A Emilio Duró le definen como “el gurú de la felicidad”. A mí sus palabras, siempre rápidas y seguras, suelen hacerme sentir muy bien, por eso de vez en cuando le busco en You Tube con el fin de recargar el nivel de optimismo de mis baterias.

Al final de este texto tienes el video que acabo de ver. Se trata de una entrevista en el programa de Jesús Quintero “El loco soy yo”. Si aún no la has visto tienes dos opciones:

  1. Pasar de largo y no dar al play: tú sabrás dónde se encuentra la curiosidad que te empuja a asomarte a una puerta entreabierta
  2. Dar al play y escuchar su teoria: desde mi punto de vista la opción más inteligente porque, como dice el propio Duró, la gente que no sigue buscando respuestas no es inteligente… la inteligencia es la duda.

Antes de llegar al vídeo te dejo, a modo de breves pinceladas, algunas de sus palabras:

  • Ojalá nunca cumplas tus sueños… para disfrutar de seguir teniéndolos.
  • Fíate de tu intuición: si estás aquí es porque un montón de antepasados  (somos los descendientes de los más “malos”) sobrevivieron a sus semejantes gracias a ella.
  • Las personas no tenemos que ser como somos, sino como debemos ser.
  • Tú eres lo que piensas ahora, si mañana piensas otra cosa, eso serás mañana.
  • Antes nuestros padres nos dejaban tierras (terratenientes), después capital (capitalismo), el futuro, sin embargo, es del talento.
  • No trabajes para una persona triste… las emociones se contagian….

Y mi preferida :

  • No he visto nunca a nadie que se dedique a ayudar a los demás que no sea feliz y no he visto a nadie que sea egoísta que sea feliz.

Además habla de cuerpo, de alma, de emociones… del sentido de la vida… Venga… ¡dale al play!

Anuncios

Un pensamiento en “La felicidad

  1. Gracias por compartirlo. Me gustó. A ver… Tengo un inconveniente 😉 hay mucho de verdad en lo que aquí se dice; desde el punto de vista práctico resulta muy útil, tanto individual como colectivamente, pero… Me da la sensación de que mucho de lo contenido en este discurso contribuye a «desestimar» la aberración general que es el mundo hoy. Hay días en que me da por pensar ¿qué sucede si extendiendo esta prédica logramos que todo mundo se sobreponga a las reglas que hoy imperan? ¿Es bueno que lo que sucede hoy en el mundo se convierta en lo «normal» y todo mundo sea feliz así? No olvidar que la felicidad es «adaptarse al medio». ¿Crees que es bueno adaptarse sinceramente a un sistema (no a un medio natural, ojo; a un sistema artificial e impuesto) que, por regla general, premia la psicopatía? No hay que ser demasiado avispado para ver que muchos de los que hoy tienen problemas económicos necesitan invertir su manera de pensar, desde la verdadera empatía, a la mera «simulación de la empatía». ¿Has visto como te encaran los vendedores a puerta fría de equis compañía de gas o luz (por no hablar de todas las demás compañías que cultivan el «simpatiquismo») como si tú les importaras, cuando la realidad es que van a timarte en el momento exacto en que bajes la guardia? No quiero extenderme demasiado pero, si bien lo que se dice aquí suena interesante y parece bueno (e incluso puede que lo sea, y oh, tengo que concedértelo: me gustó), hay días en que me da por pensar que contribuye a allanar el camino de lo que más le conviene al Capital. ¿Qué es lo que más le conviene al Capital? Que nos adaptemos constantemente a sus caprichos. De nuevo, gracias por compartirlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s