La primavera

He renovado la imagen de la cabecera… ¿será porque ha venido a mi mente aquello de “renacer en primavera”?… Pues un poco es por eso, sí, pero para ser sincera el verdadero motivo es que mucha gente no se daba cuenta de que -por aquello de “mi punto de vista”- la mirada de la imagen anterior era la mía, ¡y todo por presumida!, por elegir una foto con una mirada “divina” tras un estupendo maquillaje… ¡en fin!, confío en ser reconocida en ésta, aunque también está adornada con una nada fina línea de eye-liner, ¡faltaría más!

También he seleccionado un paisaje, y lo he hecho, además de por su belleza, por lo que simboliza para mí: un camino en la vida, una luz que ilumina el sendero, una puerta cerrada pero con un muro fácil de saltar… y  todo en Extremadura, en primavera y en la semana que ha hecho su aparición en este hemisferio del planeta… ¡tal vez cambie la imagen con cada cambio de estación!, es una manera de participar de la magia de la naturaleza, de tener una pequeña conexión con ella en este momento en el que los seres humanos poco a poco estamos perdiendo la intuición animal que nos conecta con el planeta en que vivimos, con nuestra Madre Tierra.

Resulta curioso pensar, como me han recordado hoy en mi clase de yoga, que en el ciclo de la naturaleza el otoño es el momento de siembra, el invierno el reposo para que maduren las semillas,  la primavera el momento en el que brota de nuevo la vida y el verano comienza dando frutos y acaba con el descanso, con el final del ciclo, en que los frutos se funden en la tierra para abonar el siguiente…

Y digo que resulta curioso porque, desde mi punto de vista, mi ciclo vital este año se ha desarrollado de una manera muy similar, os lo explico:

  • El otoño ha sido el momento en el que he sembrado:  leí un montón de información para reorientar mi vida y decidí realizar varios cursos formativos que han sido claves .
  • El invierno lo he dedicado a reposar todo lo que he aprendido y a observar los cambios que se producían a mi alrededor, los cambios que yo misma había provocado.
  • La primavera acaba de comenzar, y siento que es el momento en el que tiene que brotar todo aquello para lo que me he estado preparando. No sé si daré flores bellas o frutos dulces, pero sé que he puesto todo de mi parte y que he sentido como se abonaba el terreno a mi alrededor ¡gracias por ello!
  • El verano es aún un misterio… pero ya os iré contando ;-).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s